Queridos todos:

Estos serán días de quitarnos las sandalias porque caminaremos, una vez más, sobre terreno sagrado. Sí, hay que quitarnos las sandalias y mirar y escuchar; sentir e imaginar… porque seremos testigos de la expresión de más de mil artistas, quienes, al compartir lo más suyo, nos invitarán irremediablemente a mirar más allá de nosotros mismos.

Por ello es terreno sagrado: porque la expresión del arte no puede ser inspirada más que por ese Aliento Divino que se hace presente desde nuestra ansia de infinito, de belleza, de justicia.

A 300 años del paso de Juan Bautista De La Salle al encuentro que siempre anheló, nosotros, desde Oaxaca, celebramos su vida en nuestro FLAC 2019: juntos, en un solo corazón vehemente, en un compromiso con la verdad, la belleza y la justicia, para toda la vida.

Rocío Ocádiz